Los titulares de los locales de pública concurrencia deberán contratar un servicio de mantenimiento por instaladores autorizados de la categoría que corresponda de acuerdo a la ITC-BT-03 del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión.

Asimismo, están obligados a mantener en buen estado de funcionamiento sus instalaciones y de utilizarlas de acuerdo con sus características.

Los mantenimientos consistirán, además de la reparación de averías, en revisiones periódicas, realizadas al menos con periodicidad anual, que incluyan revisiones oculares, pruebas y mediciones que garanticen el buen estado de funcionamiento de todas las partes de la instalación.

Las instalaciones de locales de pública concurrencia, deberán ser inspeccionadas cada cinco años por Organismos de Control Autorizados acreditados para este campo reglamentario. En dicha inspección se comprobarán los boletines de reconocimiento anuales emitidos por la empresa que realiza el mantenimiento

Comprobar la instalación eléctrica y su aparamenta de seguridad que garantizan la protección frente a los riesgos de uso, mantenimiento, reparación. Se realizarán las  necesarias para comprobar los valores reglamentarios de funcionamiento.

Los riesgos más frecuentes en una instalación eléctrica de este tipo son:

  • Riesgo de electrocución.
  • Riesgo de incendio.
  • Riesgos derivados de la iluminación necesaria para evacuar locales y actuación de los sistemas de seguridad.
  • Riesgos derivados del funcionamiento anómalos de los suministros eléctricos complementarios.

Del resultado de la inspección se elaborará el correspondiente acta que se tramitará ante la Administración competente en materia de industria

Con nuestro servicio de mantenimiento, despreocúpese de fechas, plazos e inspecciones. Duerma con la tranquilidad de que su negocio está en las mejores manos.