Comprar un vehículo eléctrico es una decisión con fundamento y perspectiva de futuro. La tendencia creciente de más adquisiciones de VE confirma que la sociedad se mueve hacia una conducción más limpia, sostenible y eficiente y, además, tanto empresas como la Administración facilitan y fomentan su uso con ayudas y con el aumento de puntos de recarga en la red pública. Si ya has adquirido un vehículo eléctrico, el siguiente paso es la compra del punto de recarga. Te pueden interesar puntos de recarga EV murales (se instalan en la pared del garaje, mediante anclajes; son robustos y potentes), o tal vez puntos de recarga portátiles (cargadores pensados para llevar en tu coche y realizar viajes y trayectos largos).

La principal ventaja de los coches eléctricos es recargarlos de noche, cuando las tarifas son bajas y la demanda energética es muy baja.

El Gobierno dará ayudas al impulso de la movilidad eléctrica, tanto a la venta de vehículos eléctricos como a la infraestructura de recarga, hasta como mínimo 2025, en línea con el objetivo de que para 2040 no se matriculen vehículos nuevos de combustión en España.

Consúltanos, resolvemos  tus dudas.

Punto Recarga VE